‘Lanata’ de Luis Majul: un manual de periodismo

lanFinalizada la lectura del libro ‘Lanata‘, escrito por Luis Majul, aliento a sus futuros lectores -el libro acaba de salir y seguramente sus ventas seguirán en alza- que no lo tomen como la típica biografía de un personaje masivo o popular donde se cuentan detalles íntimos de su vida -que los hay- , sino como un Manual de Periodismo. No porque se manifieste cómo se debe hacer periodismo ni porque se incluyan trucos para los futuros profesionales de esa profesión. Nada de eso.

El libro traza un camino entre la persona y el personaje, pero los capítulos dedicados a su salud, a su relación con las drogas o a las fechorías que desarrollaba con amigotes en plena explosión del menemismo tal vez sean mucho menos interesantes que el desarrollo que se plantea a través de innumerables fuentes del Jorge Lanata periodista, aquel que conocemos parcialmente a través de su exposición en los medios y el principal motivo por el que se convirtió en uno de los referentes de la prensa argentina en las últimas décadas.

El Lanata periodista es, casi, lo único que vale: no tendría sentido conocer vida y obra de una persona salvo por lo que hizo. Parafraseando a Parménides, Lanata es periodista, sino no sería; sería un tipo corriente, un argentinito de a pie, pero de ninguna manera estaríamos leyendo su biografía. Por eso el libro es un pasaje perfecto para conocer por dentro, entre otras cosas, cómo se logra concretar la idea de armar un medio editorial, un programa de TV o el financiamiento que todo proyecto necesita.

Desde sus días en Página/12, hasta la fundación de la revista Veintiuno, pasando por sus programas radiales y sus aventuras en la TV, ‘Lanata‘ es el manual justo que cualquier estudiante o profesional de los medios debería conocer. Cómo intervienen los gobiernos en los medios, la forma en que un auspiciante público o privado puede matar a un proyecto y el armado de un equipo profesional son los puntos altos y básicos de esta biografía que se lee de un tirón y con fascinación aunque trepe a las 440 páginas.

¿Importa mucho que Lanata consumiera cocaína durante 10 años? ¿Que haya estado con cientos de mujeres fascinadas por su inteligencia y humor? ¿Que haya compartido cama con groupies de Charly García? Tal vez para algunos, pero citando la metáfora de Lanata en una de las entrevistas que le hizo Majul en el capítulo final, es como creer que el pulpo Paul era quien determinaba los resultados del Mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010: pura fantasía. Chisme divertido o morbo, sí, pero el sustento es otro.

Si bien la vida de Lanata puede ser fascinante y parte de su personalidad salga aquí a la luz para aquellos que sólo conocían al personaje, vayan al libro a buscar periodismo. Con eso se paga el precio de tapa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: