Knorr apostó al flashmob y el marketing de guerrilla

Seguramente más de uno habrá notado en los últimos días que al intentar ver un video en Youtube, antes aparece una publicidad que muestra el Obelisco de Buenos Aires y varias personas disfrazadas de avestruces. La curiosidad invita a quedarse viendo el clip, aún cuando puede cerrarse después de 10 segundos.

Sólo al final se muestra la intención de la marca Knorr, promocionando sus sopas Knorr Quick. Antes, se ve el video filmado en forma amateur, con cámara en mano, y la sorpresa de los transeúntes ante una supuesta coreografía espontánea de decenas de bailarines bajo la música de Miranda! y el tema “Don”.

Cuando aparece el conocido coreógrafo Marcelo Iripino, ya se vislumbra la posibilidad de que todo haya sido preparado para un fin específico. Este tipo de acciones se llaman flashmob -un juego de palabras entre relámpago (flash) y “multitud (mob)-, que consisten en realizar encuentros multitudinarios e instantáneos sin aparente sentido y al terminar la multitud se dispersa, aunque en realidad todo forma parte de una estrategia.

La idea de la marca fue realizar esta acción para representar de forma divertida cómo solemos reaccionar cuando nos ataca el hambre entre comidas. “A media mañana y a media tarde picoteamos como los avestruces lo primero que tenemos a mano para calmar el hambre, pero no siempre optamos por alimentos ricos y saludables. Para eso desde Knorr ofrecemos nuestras nuevas Sopas Knorr Quick, una opción rica, reconfortante y saludable para el hambre entre comidas“, explicó Lorena Blanco, Brand Manager de Knorr Argentina.

Ya se puede ver en canales de TV la publicidad ‘tradicional’ que refuerza el concepto ideado por la marca, pero la idea primaria de realizar este clip tuvo efecto. Primero, por el bajo costo que implica filmar en formato amateur (más allá de alquilar por unos minutos el lugar y pagarle a Iripino y sus bailarines) y luego por el efecto de marketing viral que supuso el clip, que ya fue visto en 17 días por casi 800 mil personas.

El fenómeno de los flashmobs comenzó con la publicación en octubre de 2002 del libro del sociólogo Howard Rheingold, ‘Smart Mobs: The Next Social Revolution’, donde el autor predecía que la gente usará las nuevas tecnologías de comunicación (Internet, teléfonos móviles) para la autoorganización. Este fenómeno se inscribe dentro del llamado ‘Marketing de Guerrilla‘, que son estrategias y técnicas de MKT ejecutadas por medios no convencionales mediante el ingenio y la creatividad, dos palabras que bien resumen lo pergeñado por Knorr.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: